La reclamación de daños derivada de la responsabilidad civil compromete el patrimonio actual y al futuro económico de la empresa y sus colaboradores.

Esta póliza ofrece cobertura frente a las reclamaciones por daños y perjuicios ocasionados a terceros por actos u omisiones de los que sea responsable directamente, o relativos a personas de las cuales deba responder.