El reglamento General de Circulación establece unos límites máximos de velocidad según el tipo de carretera por el que circulemos. Pero ¿sabes en qué casos se pueden superar esos límites y en cuánto?

 

Seguro que estáis al corriente -o eso esperamos, por la cuenta que os trae- de los límites de velocidad que hay que respetar en las carreteras, según el tipo de vía de que se trate.

Vamos a recordarlo, no obstante, en este gráfico, que resume lo que dice al respecto el artículo 48 del Reglamento General de Circulación:

Está pendiente de aplicación la posibilidad de ampliar el límite a 130 Km/h en determinados tramos de autopistas y autovías.

Pero ¿sabes en qué casos se pueden superar los límites de velocidad y en cuánto se pueden superar?

 

El artículo 51 del Reglamento General de Circulación, sobre “Velocidades máximas en adelantamientos” dice textualmente en su apartado 1:

Las velocidades máximas fijadas para las carreteras convencionales que no discurran por suelo urbano sólo podrán ser rebasadas en 20 kilómetros por hora por turismos y motocicletas cuando adelanten a otros vehículos que circulen a velocidad inferior a aquéllas.

Es decir:

• En una carretera convencional, independientemente de si tiene o no arcén, se puede superar el límite de velocidad de 90 ó 100 Km/h, solo en caso de adelantamiento, en 20 Km/h, únicamente en el caso de que el vehículo adelantado circule más despacio que el límite de la carretera.

• Esto solo aplica a coches y motos. No al resto de los vehículos.

• Esta excepción solo es de aplicación en vías fuera de suelo urbano; o sea, no en travesías y tampoco en vías urbanas.

Como habréis podido comprobar con una lectura atenta, el artículo no menciona ni autovías ni autopistas.

Esto quiere decir que…

…en ningún caso se puede exceder el límite de 120 Km/h en autopistas y autovías.

Si queréis más información sobre casos concretos que afectan a otro tipo de vías y vehículos, aquí os dejamos en enlace altexto completo del Reglamento General de Circulación.